Alumnos de colegio curicano derivados al hospital tras consumir sustancias quimicas

image_print

La inusual situación se registró pasado el mediodía del lunes 4 de abril, en el Colegio Peumayen de Curicó, cuando el personal del establecimiento educacional, ubicado en la calle Bombero Garrido de Curicó, requirieran la presencia de personal SAMU para verificar el estado de una niña y un niño ambos de 13 años, luego que ambos ingirieran algún “tipo de sustancia no determinada, desconociendo mayores antecedentes debido a que los menores no indican que consumieron”.
En paralelo, se requirió la presencia de carabineros, quienes una vez constituidos en el colegio “se entrevistan con la directora del establecimiento, la que señala que por la mañana 2 jóvenes se habrían descontrolado, presumiblemente por haber consumido algún tipo de sustancia”.
Los policías individualizaron a los adolescentes afectados quienes “se mantenían eufóricos y descontrolados”, por lo que además de inmediato se toma contacto con los padres de los menores quienes pronto arribaron al lugar, mientras los alumnos en cuestión fueron derivados al hospital de Curicó.
Allí a la menor se le diagnosticó “agitación psicomotora, trastorno de pánico, sin lesiones corporales”, mientras que a su compañero se le constató “agitación psicomotora o agresiva, sin lesiones corporales, quedando hospitalizado hasta ser evaluado por un Psiquiatra”.
Por su parte carabineros acogió la denuncia entregada por la Directora del establecimiento educacional, estableciéndose “mal comportamiento de menor”, antecedentes que serían puestos ante el Juzgado de Familia.
Al tomarse contacto con el colegio Peumayen, profesionales del plantel se excusaron de entregar opinión o versión al respecto, y se limitó a explicar que los hechos y las medidas adoptadas frente a este caso fueron descritos en un comunicado enviado a los padres y apoderados del establecimiento.